7:05 | Posted in

Presentación-aclaratoria

Lo he venido diciendo hasta el cansancio: ¡soy anarquista! ¡Ácrata! ¡Libertario! Y no de ahora, sino de siempre. Mi formación académica-ideológica la hice al lado de Ángel J. Cappelletti (1927-1995), y desde entonces he pregonado un federalismo libertario. Esto lo digo para aclarar especulaciones malsanas. Que si mis padres eran copeyanos, que si le trabajamos a Rafael Caldera en tiempos de Convergencia; eso es verdad, y ¿quién no? Hasta el comandante Arias Cárdenas trabajó para esas fórmulas porque tenemos familia a quien dar de comer; pero por trabajar, por cumplir funciones profesionales no estamos entregados a un “BOSAL DE AREPA”; por sobre todas las cosas políticas, soy escritor y punto; pero no soy termino medio, soy anarquista. Y los anarquistas somos unos eternos inconformes. Queremos gobiernos populares, en donde el transito a estructuras socialistas sean reales y no ficticias. Esa es mi postura y la aclaro para quienes me han escrito insensateces a mi correo. En este espacio promocionamos la cultura, hacemos revolución cultural, no la pregonamos. Para enarbolar esta posición, presento un especial de la poesía política anarquista, bastión de la justicia social y la equidad en tiempos de cambio. (Ramón E. Azócar A., ramonazocar@yahoo.com) (Blog: http://ramneazcara.blogspot.com)


¿A dónde vas?

Por: Víctor Domingo Silva
(La Ajitación, Estación Dolores, Tarapacá-Chile; 12 de agosto 1905)


I

-¿A dónde vas? Le pregunté al hombre,
deteniendo el intrépido corcel:
- Voy a la guerra a conquistar renombre
-me respondió -
mi afán es el laurel.
Voy en pos de los campos de batalla,
Donde dobla el valiente la cerviz,
o coje la medalla
que cubrirá la honrosa cicatriz!
- ¡Parte! Le respondí.-
Vierte sin tasa los torrentes de sangre…
Ese es el fin
del nefando delirio que te abrasa:
¡preparar de los cuervos el festín!
¡Parte! El plumón de tu penacho ondea
bajo el soplo infernal.
¡Ve, y labra en el horror de la pelea
el mármol de tu regio pedestal!…


II

- ¿A dónde vas?
Le pregunté. Y el viejo
me respondió, mostrándome una cruz:
- Voy a verter la luz de mi consejo
en muchas almas sin amor ni luz.
Voy a caer de hinojo
sobre las santas gradas del altar.
Voy a elevar los ojos.
¡el corazón al cielo…Voy a orar.
- Ve a orar, ¡oh sacerdote!
Reliquia de una edad que ya se fue
Cuando tu labio la plegaria brote
henchida por el soplo de la fe,
flotará esa oración por las ojivas
del templo secular
¡ahí! Y las almas, ante Dios altivas,
ya no sabrán temblar.

III

- ¿A dónde vas? Le pregunté. Y el pobre
me respondió: - Señor,
mira mi barca tan tranquila sobre
la mar…soy pescador
Voy a tender al bullidor enjambre
de incautos peces la engañosa red,
y tendré el pan que calmará mi ser…
- Ve, ¡pobre pescador! Y no recuerdes
los misterios del mar,
del fiero mar que entre sus olas verdes
todo lo quiere, todo, sepultar…
Que el cáñamo se abrume
con la carga del pez
que esparcirá mañana su perfume
en la mesa suntuosa del burgués…
Ve, pescador, si el barco se destroza
Ya pondrá la virtud
Un crepón en la frente de tu esposa
O un clavo en el tablón de tu ataúd…







Normas

Por: Kristian Miranda


Estas abyectas normas...
que nos tratan de limitar,
que crearon nuestros viejos algunas épocas atrás,
que crearon para que no pensáramos,
como base del amaestramiento...
pero nunca pensaron que,
con este tipo de barreras,
el sentimiento de lucha se acrecienta aun mas.
Estas abyectas normas...
que por normas que sean, para mi no es normal,
no es normal crear una normalidad,
a base de desequilibrios y una gran desigualdad social.
Estas abyectas normas...
que ya al nacer comienzan con la enumeración digital,
comienzan a limitar la mente y la forma de pensar,
erradicando el verdadero ser y su sentido de exploración,
“normalizando” nuevos seres a base de una ajena ética y moral,
suprimiendo el nuevo ser que nace, dejándolo igual al resto de los demás...
suprimiéndolo y, así, destruyendo lo más vital.
Estas abyectas normas...
que ya hoy en día son leyes sociales en un mundo costumbrista,
de un mundo saturado de miedos,
saturado de insultos constitucionales y prisiones morales,
psicociado por tiempos de antaño
y amoldado a su existencia...
una que ellos mismos formaron.
Estas abyectas normas...
Que delimitan la intelectualidad,
que rigen dentro del ser,
que encaminan el bien y el mal
o el mal y el bien,
(depende de que lado de la norma estés)
sobrenombres apodados para aquellos caminos
que ahora parecen distintos...
pero que siempre han sido igual,
que siempre nunca han existido,
y han sido creados por los miedos de la normalidad.


Que significa para mí ser anarquista…

Por: Anónimo

Ser anarquista es ser libre;
Ser anarquista es respirar el aire libre sin
viciarte de las esclavitudes servilistas hacia
los entes privilegiados que gozan del poder y del dominio del mundo;
Ser anarquista es no aceptar imposiciones;
Ser anarquista es no dejarte pisar por ningún poder jerárquico en sitio alguno;
Ser anarquista es reconocerte como ser individual, único e irrepetible imposible de clonar o plagiar;
Ser anarquista es calzarte tus zapatos viejos, montarte en tu coche endeudado sin haber pagado el precio de vivir arrodillado;
Ser anarquista es despreciar el capitalismo;
Ser anarquista es proteger a los desamparados;
Ser anarquista es luchar por la libertad e igualdad de clases sin derramar una sola gota de sangre...lo contrario sería sanguinario o revolucionario sanguinario;
Ser anarquista significa no reconocer más poder en el mundo que el gobierno de un buen corazón, el gobierno de dar lo mejor de ti mismo, el gobierno de vivir y dejar vivir, el gobierno de respetar a todos aunque todos no te respeten;
Ser anarquista es vivir fuera del dogma de la religión, mentira disfrazada llena de sangre y víctimas de todos los sectores, no importa la religión en todas se ve la posición de la imposición de la creencia absoluta y la doblegación o por la buenas o con la muerte o tortura eterna;
Ser anarquista es no reconocer poder alguno de gobierno;
Ser anarquista es vivir de acuerdo a tus propias leyes,
leyes de la libertad, de la igualdad, del amor al prójimo, del amor a tu familia, de la mejora de la sociedad, de la denuncia de los hechos oscuros, de la protección de los más desfavorecidos;
Ser anarquista es pensar que el mundo debe continuar;
Ser anarquista no es aceptar que nada se puede mejorar;
Ser anarquista es tener repercusión en un mundo silenciado por el tráfico de intereses, amistades interesadas y ser capaz de verlo y alejarte de todo aquello que te induce a cambiar como ser humano libre y lleno de amor hacia la humanidad;
Ser anarquista es ser único, no ser como otros anarquistas;
Ser anarquista es ser liberalizado no aceptar ninguna bandera que te abandere bajo ninguna ideología ya impuesta;
Ser anarquista es ser tú mismo, sin buscar el apoyo de otros que dijeron lo que tú piensas;
Ser anarquistas es vivir fuera del sistema capitalista, político de cualquier ideología o creencia;
Ser anarquistas es quedarte solo en una lucha sin cuartel por mejorar el mundo;
Y el que no crea en mi anarquismo es que está politizado por otro anarquista,
por tanto un anarquista politizado ya no lo es...
Category:
��

Comments

2 responses to "Poesía Anarquista"

  1. Kristian On 2 de septiembre de 2009, 16:41

    Muchas gracias por incluirme en tu espacio... es de mi agrado la difusion libre del material que me nace escribir.

    Ahora mismo te estgoy adjuntando un libro que saque hace ya mas de un año, por si eseases difundirlo a quien y donde te plasca.

    Da la casualidad, que llegue aqui buscando poesia de Victor Domingo Silva, poeta anarquista de principios de siglo pasado y tambien nombre de la calle donde vivo... y me sorprendi (y sonroje) al verme debajo de el...

    Gracias de ante mano por la difusion libre que hagas del libro, y por el espacio que brindas desinteresadament6e para la difusion de la contracultura.

    Besos y abrazos


    Kristian M

     
  2. Kristian On 2 de septiembre de 2009, 17:23

    Me reboto el correo de yahoo... si tienes otro damelo.

    Besos y abrazos